martes, 4 de diciembre de 2012

libres

Una amiga de mi vida se ha planteado todo lo que haría si se acabara el mundo el día 21 
y la pena que supone que no vaya a ser así...
y aquí os dejo mi planteamiento.

Pasearía desnuda observando las reacciones que provoca mi cuerpo en los transeuntes. Para mi menstruación de la semana que viene me negaría a utilizar copa, compresas o tampones que bloqueen mi flujo natural de sangre, y dejaría que fluyera libre por mis muslos. No pagaría mis facturas ni consumiciones y haría barcos de papel con los tres o cuatro billetes que tengo, para soltarlos en el lago de un parque. No usaría ningún día sujetador y por supuesto me olvidaría de perder ni un minuto depilando, maquillando y encremando mi cuerpo. Le daría un puñetazo al que se le ocurriera piropearme o tocarme en el metro, para después salir corriendo feliz y libre. Dibujaría coños gigantes de mil colores por las aceras. Besaría y me acurrucaría con las personas que amo. Follaría sin ningún tipo de protección ni modales. Eructaría a la mesa y estornudaría sin ponerme la mano. Volvería a morderme las uñas. Okuparía cientos de espacios para después llenarlos de flores. Me dibujaría un coqueto bigote. Bebería dejando derramar el líquido por mis comisuras y lo mismo haría con las mamadas. Echaría kilos y kilos de purpurina por mi pelo y fotografiaría cada movimiento. Quemaría páginas de miles de libros para alimentar la hoguera que calentara una bañera gigante en la cual me metería.
Me grabaría manteniendo sexo conmigo misma y lo convertiría en el viral más orgulloso de Youtube


Liberaría mi feminidad librándome de una feminización capitalista impuesta.
Y ahora... a ver como lo hago sabiendo que todo continúa.

2 comentarios:

  1. Me encanta! Estoy devorando el blog y disfrutando cada palabra!

    ResponderEliminar